Menú Superior

Acupuntora María Ignacia Ramirez Atria

 

Acu. Maria IgnaciaAcupunturista, acreditada por el Minsal, escuela Latinoamericana de Medicina Tradicional China

Diplomada en masaje Tuina , centro Shendao

Miembro del Colegio Profesional de Acupunturistas de Chile A.G. 

Licenciada en Educación y Profesora de Educación Física, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.

 

Hace 17 años llegué a la medicina tradicional china como paciente, buscando un tratamiento que respetara mi organismo. Luego de eso, fue una necesidad aprender para dar a conocer las capacidades que sus técnicas milenarias tenían para ayudar a otros de manera integral. Viajé a China a hacer una pasantía en la Universidad de Guangzhou y conocí el trabajo de los hospitales de esa ciudad, constatando in situ el abanico de posibilidades que la medicina china tiene para mejorar nuestra calidad de vida. Comencé mi camino como terapeuta hace 7 años y hoy siento que la medicina china me buscaba para llevar a través de mi este arte que no solo cura el cuerpo sino que abriga el alma, también practico Chen Tai Chi como autocuidado físico y espiritual, lo que intento ofrecer a los otros es lo mismo que busco para mi. Al principio pensé que solo trabajaría con lesiones deportivas y la vida me ha llevado a tener experiencias exitosas incluso en tratamientos de fertilidad, donde la contención emocional, además del tratamiento en si, juega un rol importante. Complemento mis conocimientos de medicina china y educación física, para ayudar a deportistas en sus lesiones y puesta a punto previos a una competencia con acupuntura, masaje tuina, moxibustión o usando ventosas, aún así, esto no me encasilla como terapeuta ya que mi trabajo abarca a todo en lo que la medicina china puede influir. Creo que el conocimiento debe ir de la mano de la experiencia y no siempre los libros tienen la última palabra, por eso, aún cuando estoy en constante estudio, le doy gran importancia a la comunicación y retroalimentación que se genera con el consultante. Soy una apasionada de mi trabajo y una afortunada de la confianza que depositan quienes se atienden conmigo, me doy el tiempo de escucharlos con interés y calidez, lo que me ha llevado a trabajar con personas de todas las edades y condiciones, si ellos salen mejor luego de mi terapia y se sienten más contentos, entonces mi trabajo tiene sentido. “Volver a observarnos y escucharnos es lo que nos hace falta, una tratamiento más cálido y personal puede hacer más que muchos medicamentos, una sonrisa puede iluminar tu día”

 

Medicina Integrativa                    SlowMedicine                    SlowFood                    SlowLife