Menú Superior

Síndrome intestino irritable y dieta FODMAP

Intestino irritable

Síndrome intestino irritable y dieta FODMAP

El síndrome de intestino irritable (SII) se caracteriza por dolor abdominal recurrente asociado con la defecación o con un cambio del habito intestinal ya sea diarrea o estreñimiento, ambos y distención abdominal (hinchazón). Para poder realizar el diagnostico de SII los síntomas deben estar presentes los últimos 3 meses y es necesario realizar estudios y exámenes para descartar otras patologías como enfermedad celiaca, diverticulitis, cáncer, etc.

Una vez que se confirma el diagnostico, comienza una larga lista de posibilidades para el tratamiento, ya que al ser una enfermedad multicausal cada persona responde diferente a las intervenciones, ya sean medicamentos, alimentos o actividad física. Uno de los principales problemas de esta enfermedad es el gran efecto que posee en la calidad de vida de las personas, por esta razón hace muchos años la Universidad de Monash en Australia comenzó a estudiar como los alimentos impactan en el intestino, llegando a desarrollar la dieta FODMAP

La dieta baja en FODMAP significa eliminar de la dieta todos los carbohidratos fermentables como los oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles, es decir carbohidratos presentes en muchos alimentos como frutas, verduras, legumbres, etc. por un periodo de 4 semanas, luego evaluar a la persona y comenzar la introducción de los alimentos paso a paso. Es una dieta compleja, con muchas restricciones alimentarias, por lo que siempre debe estar guiada por un profesional de la salud, idealmente un nutricionista que maneje la intervención.

Se eliminan por ejemplo la alcachofa, espárragos, coliflor, ajo, arvejas, champiñones, cebolla, puerro, manzanas, cerezas, mango, duraznos, melón, peras, leche y derivados, legumbres, harina de trigo, miel, entre otros alimentos

Se recomienda consumir berenjena, box choy, pimiento, zanahoria, zapallito, pepino, lechuga, papas y tomate, melón calameño, uvas, kiwi, mandarinas, naranjas, piña, plátano, arándanos y frutillas, leche de almendras, queso brie/camembert, leche sin lactosa, Huevos, tofu, carnes, aves, pescados, mariscos simples, corn flakes, avena, quínoa flakes, arroz, quínoa, pasta de maíz, queques de arroz. Chocolate amargo, maple syrup, azúcar, macadamias, maní, semillas de calabaza, nueces.

En los últimos 10 años, estudios retrospectivos y aleatorizados de restricción dietética FODMAP han informado síntomas mejoría en el 50-76% de los pacientes con SII, lo que parece ser una excelente alternativa para el tratamiento y así evitar en lo posible el uso de medicamentos.

Debido a la complejidad en la selección de alimentos y para poder ayudar a las personas a seguir esta dieta, la Universidad desarrollo una aplicación para celulares muy útil, en donde se muestran todos los alimentos con sellos de semáforo, indicando en color rojo los prohibidos, amarillo los que podrían ser incorporados ocasionalmente y en verde los permitidos libremente, la aplicación esta en español y se llama MONASH UNIVERSITY LOW FODMAP DIET APP

fodmapsfodmaps

Nutricionista Nicole Braquenier 

Fuentes de información:

Department of Gastroenterology, Central Clinical School, Monash University, Melbourne, Nutrition Consulting, Medway, Massachusetts and GI Nutrition Inc, Portland, Maine, USA. 2017

Defining and adapting the low-FODMAP diet 2017

History of the low FODMAP dietGibson 2017

https://www.monashfodmap.com/about-fodmap-and-ibs/high-and-low-fodmap-foods/