Menú Superior

Nutrición y Déficit Atencional

deficit atencional casafen

Muchas veces escuchamos que cada vez hay más niños con déficit atencional y/o hiperactividad, en los colegios y hasta en los jardines infantiles las profesoras y educadoras les piden a los padres que lleven a sus hijos al médico para que sean evaluados. En general el tratamiento incluye fármacos y diferentes tareas con los niños, pero muchas veces no se considera la alimentación del niño. ¿Sabías que cambiando la alimentación de un niño con déficit atencional pueden haber grandes mejoras?

Partamos por definir que es el déficit atencional, este es un trastorno neurobiológico frecuente asociado a un importante impacto funcional, personal y social. Posee un fuerte componente genético, con múltiples genes involucrados, que interactúan con factores ambientales y neurobiológicos. El diagnóstico de TDAH es complejo dada su alta heterogeneidad clínica y la ausencia de un marcador biológico y su causa aun es desconocida. En Chile existe un estudio de prevalencia que reporta un 10% entre niños de 4 a 18 años.

Dentro de los estudios realizados entre nutrición y TDAH, uno de los factores más importantes  que se han identificado es el consumo de azúcar refinada y colorantes artificiales. El azúcar refinada es el azúcar blanca típica y la que se encuentra en las bebidas, jugos, galletas, postres, etc. Los colorantes son sustancias artificiales que le dan color a los alimentos y son muy usados para los productos infantiles, tienen nombres extraños como: Tartrazina E 102, Amarillo Crepusculo  E 110, Azorrubina E 122, Rojo Ponceau 4R E 124, Rojo Allura AC E 129, Negro brillante BN E 151.

Una importante revista científica, The Lancet, ya en el año 2007 publico un estudio randomizado, doble ciego, con grupos controles y placebo para evaluar si la ingesta de aditivos y colorantes artificiales tenia efecto en el comportamiento de niños.  Se incluyeron 153 niños de 3 años y 144 de 8 y 9 años.  El grupo control debía tomar un jugo con benzoato de sodio y dos mezclas de colorantes (A o B) o el placebo.  El benzoato de sodio es un conservante que se encuentra en la mayoría de los alimentos envasados y los colorantes usados son los típicos usados en jugos, bebidas y alimentos para niños.

Los resultados del estudio prestan un fuerte apoyo a que los aditivos alimentarios exacerban el comportamiento hiperactivo (Falta de atención, impulsividad e hiperactividad) en niños, especialmente mediados de la infancia. Estos hallazgos muestran que los efectos adversos no sólo se ven en niños con hiperactividad y déficit atencional  (es decir, ADHD), sino que también se puede ver en la población en general y en toda la gama de niveles de gravedad de hiperactividad. Los efectos se ven después de 1 hora de ingerir el jugo.

Posteriormente la misma revista pública otro estudio el año 2011 sobre los efectos de una dieta de eliminación restringida en los niños con TDAH. El objetivo del estudio fue investigar si existe una conexión entre la dieta y el comportamiento en un grupo seleccionado de niños. Se estudiaron 100 niños.

En Primera fase, los niños de 4-8 años que fueron diagnosticados con TDAH fueron asignados al azar a 5 semanas de una dieta restringida eliminación (grupo de dieta, libre de trigo, leche y otros alimentos) o con las instrucciones para una dieta saludable (grupo de control).

Los resultados mostraron considerables efectos de la dieta de eliminación en un grupo seleccionado de niños con TDAH, aproximadamente en un 50% de los síntomas en las respuestas clínicas. Por lo tanto, pensamos que la intervención en la dieta debe ser considerada en todos los niños con TDAH, proporcionadas a padres que están dispuestos a seguir un protocolo de dieta de eliminación para un período de 5 semanas con la supervisión de un profesional. Los niños que reaccionan favorablemente a esta dieta deben ser diagnosticados y definir que alimentos producen la reacción para aumentar la viabilidad y para reducir al mínimo la carga de la dieta.

En conclusión ambos estudios muestran que la dieta en la mayoría de los niños con diagnóstico de TDAH es importante, ya que la relación entre lo que comemos, nuestro intestino y nuestro cerebro es sorprendente.

Recomiendo a todos los padres que tengan niños y que quieran hacer un cambio en su alimentación y estilo de vida, prueben eliminando lo que más puedan el azúcar y los aditivos artificiales, es decir, la comida hiperprocesada. También es necesario a veces suspender otros alimentos como las harinas blancas refinadas, el trigo o los lácteos, eso se ve caso a caso y suplementar con probióticos y omega 3 de buena calidad.

 

Nicole Braquenier

Nutricionista CasaFen

 

Referencias:

1. Pelsser, LMFrankena, KToorman, J et al. Effects of a restricted elimination diet on the behaviour of children with attention-deficit hyperactivity disorder (INCA study): a randomised controlled trial. Lancet. 2011; 377: 494-503

2. McCann D, Barrett A, Cooper A, et al. Food additives and hyperactive behaviour in 3-year-old and 8/9-year-old children in the community: a randomised double-blinded placebo-controlled trial. DOI:10.1016/S0140- 6736(07)61306-3. Lancet 2007; 370: 1560–67

, , , , ,