Menú Superior

Medicina Funcional: ¿La Medicina del Futuro? – parte 1

people-hiking-in-the-mountains

 

Parte 1: Cambios en los Paradigmas de la Salud

Nuestros sistemas sanitarios están en crisis. Hospitales, consultorios, clínicas, servicios de urgencia están colapsados por pacientes portadores de las llamadas enfermedades crónicas no transmisibles, que son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la obesidad, la diabetes, osteoporosis, asma, alzheimer, enfermedades autoinmunes, entre muchas otras. Estas enfermedades aparecieron con los nuevos estilos de vida adoptados desde la 2° mitad del Siglo XX (cambios en la dieta, sedentarismo, altos niveles de estrés, exposición a contaminantes y tóxicos, migración a las ciudades, etc).

Año tras año, los gobiernos y el sistema privado de salud gastan millones de dólares en estas enfermedades, sin embargo, no se ha logrado que los pacientes tengan mejores estados de salud, perpetuando la enfermedad con el consecuente deterioro en su calidad de vida, con importantes costos personales, familiares, emocionales, entre otros.

El actual modelo médico, que se enseña en la mayoría de las facultades de medicina del mundo, está enfocado en el tratamiento de enfermedades agudas, (las que prevalecían hace 50-100 años atrás), siendo bastante efectivo y resolutivo para éstas enfermedades. Pero no es el caso de las enfermedades crónicas, dado que trata sólo sus síntomas, con medicamentos sin llegar a solucionar la causa de base. En dicho contexto, es cada vez más frecuente ver a adultos y adultos mayores con listas interminables de pastillas, lo que se denomina polifarmacia, siendo un gran tema actualmente en medicina por todos los efectos adversos que provocan, incluso ocasionado más enfermedad y riesgo de muerte por sus frecuentes reacciones adversas o efectos secundarios por sus efectos directos sobre el cuerpo, como también, por la toxicidad que se genera por la interacción entre ellos.

La medicina, tal como la entendemos actualmente, por lo general, está enfocada en tratar los síntomas (dolor de cabeza, hipertensión, azúcar elevada, tos, dolor de abdomen, acidez estomacal, etc.) mediante medicamentos en la gran mayoría de los casos. Esto hace que el paciente no se involucre en su salud y que en muchos casos los problemas se vuelvan crónicos porque como nos quitamos el dolor o la molestia, nos estamos olvidando de escuchar a nuestro cuerpo, el cual nos informa de los desbalances o desequilibrios que tenemos a través de los síntomas.

Si quitamos el síntoma corremos el riesgo de olvidarnos de buscar la causa, y por tanto, el problema continuará probablemente de la misma forma o cambiará sus características. Todos los medicamentos son productos sintéticos, fabricados en un laboratorio, y que por tanto nuestro cuerpo trata como agentes extraños y muchas veces como agresores. Los medicamentos nos pueden ayudar muchísimo en varios casos, nos pueden salvar la vida en otros incluso, pero si los tomamos de forma abusiva y crónica también pueden acabar poco a poco con nuestra salud.

medicina funcional casafen2

Si solo se tratan los síntomas es como sacar el humo en un incendio sin apagar el fuego. Hay que buscar el origen del fuego, apagarlo y así el humo probablemente se irá. A veces hasta que el fuego se apaga es necesario hacer uso de medicamentos, pero nunca hay que olvidarse de que siempre hay una o varias causas subyacentes y que en la mayoría de los casos, nuestro cuerpo tiene la capacidad de volver de nuevo al equilibrio si se le proporcionan las herramientas adecuadas (alimentación saludable, movimiento, relajación, buen dormir, relaciones saludables, etc.).

Esta manera de abordar las enfermedades crónicas que hemos estado revisando, centrada en los síntomas, fracasó hace décadas. Por esto los gobiernos y los encargados de elaborar o formular las políticas públicas en salud, empezaron a cambiar la estrategia, fomentando los estilos de vida saludables desde la etapa escolar y la medicina preventiva, ya que los estudios científicos han demostrado que esta estrategia preventiva es por lejos la más costo-efectiva.

En respuesta a lo anterior, en las últimas décadas han surgido nuevos modelos médicos , más efectivos para la prevención y el tratamiento de las enfermedades crónicas, uno de ellos es la Medicina Funcional, que se centra en tratar la causa que origina la enfermedad y que abordaremos en detalle en el siguiente artículo.

Dr. Carlos Rau Moreno
Medicina Interna Integrativa

 

Bibliografía

1. Instituto de Medicina Funcional EEUU
www.ifm.org

2. Organización Mundial de la Salud http://www.who.int/ncds/en/

3. Putting the Patient Back Together – Social Medicine, Network Medicine, and the Limits of Reductionism. N Engl J Med. 2017 Dec 21;377(25):2493-2499.

4. The origin of diseases: musings on ecology and the evolution of medical ideas. Altern Ther Health Med. 2007 Mar-Apr;13(2):10-3.

5. Integrative medicine and the future of medical practice. Altern Ther Health Med. 2006 Mar-Apr;12(2):14-5.

6. Paradigm shift: the end of “normal science” in medicine understanding function in nutrition, health, and disease. Altern Ther Health Med. 2004 Sep-Oct;10(5):10-5, 90-4.

 

, ,