Menú Superior

Estrés, una mirada desde la medicina china

Estrés y medicina china

¿ESTRÉS … CANSANCIO GENERALIZADO… NADIE SOPORTA TU GENIO?… una mirada desde la Medicina Tradicional China y la Acupuntura.

El estrés es una enfermedad de nuestra época, que va de la mano con la historia evolutiva de la Humanidad.

Cuando hablamos de estrés, nos referimos a una reacción fisiológica del organismo donde entran en juego diversos mecanismos de defensa, que en justa medida nos ayudan a reaccionar ante situaciones de emergencia, pero cuando se convierte en excesivo e irracional en la vida diaria, pasa a ser un trastorno inhabilitador.

Este trastorno puede desencadenar en problemas graves de salud y traer dificultades en el entorno familiar y laboral.

En el estado de estrés se identifican tres etapas:

La alarma: el cuerpo reconoce el estrés y se prepara para la acción, las glándulas endocrinas liberan hormonas que aumentan los latidos del corazón y el ritmo respiratorio, entre otros síntomas.

La resistencia: el cuerpo repara cualquier daño provocado por la reacción de alarma.
Pero si el estrés continúa, el cuerpo no llega a reparar los daños y sobreviene la tercera etapa.

El agotamiento: etapa en la que ya estamos acabando con la energía corporal y nuestras capacidades emocionales ya se han visto afectadas, es aquí donde somos susceptibles de presentar enfermedades. En esta etapa dejamos de funcionar en forma normal y comienza a afectarnos en los dos aspectos más importantes de nuestra vida, la familia y el trabajo.

Aumento notorio de la irritabilidad, sobre reacción ante situaciones que no ameritan tanta expresión, agresividad, tendencia al aislamiento, necesidad excesiva de descansar, escasa o nula tolerancia con los hijos y reacciones negativas exacerbadas sobre todo con nuestros más cercanos, llanto fácil si alguien es criticado, angustia reiterada, miedo, palpitaciones, inquietud, dolor abdominal y nerviosismo el día domingo previo a retomar una semana de trabajo, sueño poco reparador, con la sensación de despertar agotado y darse cuenta que no se logra la relajación y el descanso son parte de las características de una persona en situación de estrés.

La acupuntura trabaja sobre la autorregulación que tu propio organismo ha perdido, reforzando el sistema inmunológico que se afecta en gran medida con el estrés, promoviendo un mejor descanso con sueño de calidad y reparatorio, estimulando la secreción de endorfinas que nos hacen sentir más felices y tranquilos, mejorando la respuesta del aparato digestivo para eliminar náuseas, intestino irritable, falta de apetito y malestar general y permitiendo que las respuestas emocionales sean controladas y acordes a la situación que se está viviendo. Con solo una sesión semanal y manteniéndolo por un corto tiempo, trabajando sobre los excesos y las deficiencias que el consultante presenta la Medicina China logra devolverle al cuerpo la capacidad de reparar lo que se haya visto afectado en las situaciones de estrés y la tranquilidad y funcionalidad de nuestro organismo se recupera de manera efectiva y continua … la persona deja de ser un “estresado”.

Vuelve a ser amable con los que te rodean, a jugar con tus hijos, a encantarte con tu trabajo, libérate del estrés apoyándote en la acupuntura… dale una oportunidad a la medicina tradicional china, no te arrepentirás.

Ma. Ignacia Ramírez Atria
Terapeuta en Medicina Tradicional China
Acupunturista y Prof. de Educación Física @acupuntura.china