Menú Superior

Obesidad…. Tiene alguna relación con el mal dormir?

obesidad y sueño, CasaFen

La obesidad es una afección multifactorial que incluye la genética, estilos de vida y medio ambiente. Los tratamientos tradicionales están relacionados a la ingesta alimentaria, la actividad física, medicamentos para inhibir el apetito y cirugías. No obstante aun no es posible encontrar un tratamiento efectivo a largo plazo para la mayoría de las personas con obesidad.

Hace algunos años se ha relacionado los hábitos de sueño con la obesidad, se dice que tener un descanso y sueño insuficiente se relaciona a un mayor riesgo de obesidad, y a continuación les relataremos un estudio que investigo este aspecto.

El estudio, recientemente publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, realizo una investigación en 119.859 adultos europeos blancos del Reino Unido entre 37 a 73 años.

Se evaluó el IMC (índice de masa corporal), la CC (circunferencia de cintura), los hábitos de sueño (duración, horarios, siesta y sistema de turnos de noche) de los participantes y los efectos de los hábitos de sueño en el IMC y CC.

Los hábitos de sueño que se relacionaron con los participantes con obesidad, sobrepeso y obesidad central fueron las pocas horas de sueño (menos de 7 horas) y el exceso de sueño (más de 9 horas), es decir, tanto la falta de sueño como el exceso se relacionan con mayor riesgo de obesidad y circunferencia de cintura elevada. Asimismo el trabajar de noche y dormir siestas en las tardes, ambos se relacionan con mayor obesidad y circunferencia de cintura elevada. (imagen 1)

Como conclusión del estudio se recomienda para combatir la epidemia de la obesidad, en casi todo el mundo, considerar además de los hábitos de alimentación, actividad física, los hábitos de sueño.

Como Nutricionista puedo decir que la mayoría de los pacientes Chilenos que atiendo en el centro médico Casafen, tienen la costumbre de dormir poco, debido a los nuevos estilos de vida, el exceso de trabajo, entre otros factores, en especial en Santiago. Este habito es principalmente en los adultos, no obstante los hábitos familiares normalmente se transfieren y si ya hay problemas de exceso de peso, como muestra la evidencia, el mal dormir solo presenta un mayor riesgo a que este exceso de peso se evolucione en Obesidad, que no es solo exceso de peso sino que una enfermedad que predispone a otras enfermedades como diabetes, hipertensión entre otros.

En conclusión se recomienda mantener una alimentación saludable, natural, fresca y variada, realizar actividad física semanalmente y tener diariamente un sueño profundo entre 7 a 9 horas.

obesidad y sueño

Nutricionista Nicole Braquenier 

 

Referencia:

Sleep characteristics modify the association of genetic predisposition with obesity and anthropometric measurements in 119,679 UK Biobank participants1–3

Carlos Celis-Morales,4 Donald M Lyall,5 Yibing Guo,4 Lewis Steell,4 Daniel Llanas,4 Joey Ward,5 Daniel F Mackay,5 Stephany M Biello,6 Mark ES Bailey,7 Jill P Pell,5,8 and Jason MR Gill 4,8*

4BHF Cardiovascular Research Centre, Institute of Cardiovascular and Medical Sciences, 5Institute of Health and Wellbeing, 6Institute of Neuroscience and Psychology, and 7School of Life Sciences, College of Medical, Veterinary and Life Sciences, University of Glasgow, Glasgow, United Kingdom