Menú Superior

Probióticos y Prebióticos: Qué son y para qué sirven.

Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 18.00.17Los probióticos son suplementos que contienen microorganismos – principalmente bacterias- vivos. En la medicina convencional se utilizan hace décadas sobre todo para el control de las diarreas agudas. Desde que el premio Nobel Eli Metchnikoff (1907) descubrió la importancia de la flora intestinal, se han venido estudiando los efectos de los probióticos en la salud. Esperamos que el siguiente artículo les sirva para poder entender el por qué en medicina integrativa promovemos una adecuada flora intestinal y utilizamos tan frecuentemente los probióticos.

 

El Intestino: mucho más que pura digestión

Nuestro intestino, con sus casi 7 metros de longitud, forma parte del sistema digestivo. Sin embargo, las funciones que cumple el intestino van mucho más allá que el “simple” proceso de digestión de los alimentos. Sobre el 98% de los elementos que ingresan a nuestro cuerpo lo hacen directa o indirectamente a través del sistema digestivo. Es por esta razón que un porcentaje mayoritario de la actividad de nuestro sistema defensivo (sistema inmune) se centra en el intestino. Esto es así pues son nuestras defensas las encargadas de discernir entre lo bueno y lo malo, lo que debe quedar afuera y lo que debe ingresar a nuestro organismo. Por esta razón es que hoy en día se le atribuye al intestino un papel inmunológico fundamental. Y no solo eso: ¿sabías que en el intestino existen más neuronas que en toda médula espinal? El intestino es considerado como “el segundo cerebro” de nuestro cuerpo. Por ejemplo, hoy se sabe que la serotonina, un neurotransmisor de importancia fundamental en las depresiones y la ansiedad, es sintetizado en un 95% en el intestino, y solo el restante 5% a nivel cerebral. También existen diversos tipos de hormonas y otros mediadores celulares de vital importancia para el organismo que son sintetizados a nivel intestinal.

Flora Intestinal: la clave en la protección de nuestro intestino

Si nuestro intestino es tan vital en tantas funciones: ¿Cómo podemos protegerlo y cuidarlo? La clave está en mantener una adecuada flora intestinal. La flora intestinal está constituida por más de 400 especies de bacterias que viven en la mucosa de nuestro intestino. El ser humano tiene 10 veces más bacterias en nuestro cuerpo que células propias: así de importante son.  Si se daña la flora intestinal, se alterará la función de  nuestro intestino, en sus ámbitos inmunológicos, hormonales, neurológicos, psicológicos y digestivos. El problema es que la vida actual (con elevadísimos índices de estrés), la alimentación moderna y la contaminación/intoxicación involuntaria dañan directamente a las bacterias que conviven con nosotros en el tracto digestivo. La flora intestinal es parte fundamental del medio ambiente de nuestro intestino. Al igual que a nivel macro-ecológico, si se altera un ecosistema dramáticamente, ya no existirá vida posible en ese lugar. Así mismo, si dañamos nuestra micro-ecología intestinal, ya no podremos habitar –al menos saludablemente- nuestro cuerpo. El problema es que no tenemos otro cuerpo al cual mudarnos.

Probióticos y Prebióticos

Los Probióticos son “bacterias buenas” que se pueden consumir en forma de suplementos o con algunos alimentos. Los Prebióticos son todos aquellos alimentos que sirven de “fertilizante” para que estas bacterias buenas puedan crecer bien en nuestro intestino. Los probióticos ayudan a mantener y restablecer una adecuada flora intestinal. Cómo ya vimos el intestino se ocupa de múltiples tareas, y es por esto que la flora intestinal y los probióticos están asociados también a innumerables beneficios. Estudios recientes han demostrado como el aporte de probióticos ayudan en el proceso de bajar de peso, en controlar la ansiedad, en resolver problemas alérgicos, en mejorar le respuesta inmunológica contra microorganismos externos y, por supuesto, en mejorar la función digestiva, entre otros beneficios.

¡Aprende a cuidar de tus bacterias, que ellas cuidarán de tu salud!

Los probióticos se utilizan hace décadas en Medicina y Nutrición Integrativa. En los últimos 10 años también se ha popularizado su estudio y uso en la Medicina Convencional. A continuación le dejamos una lista de algunas enfermedades y condiciones médicas en las cuales se están utilizando probióticos como complemento al tratamiento:

  • Diarrea, Constipación, Colon irritable, Enfermedades Inflamatorias Intestinales
  • Trastornos Ansiosos y del Ánimo, Trastornos de Déficit Atencional, Trastornos del Espectro Autista
  • Diabetes, Sobrepeso, Obesidad
  • Alergias respiratorias, alimentarias, eccemas
  • Enfermedades Autoinmunes
  • Tratamiento Inmunoestimulante
  • Infecciones Ginecológicas y Urológicas recurrentes
  • Efectos Secundarios de Antibióticos y otros medicamentos

 

Enlaces de interés:

, , , ,