Menú Superior

Las 4 claves para una vida saludable y feliz.

SaludCLAVE NÚMERO 1: ALIMENTACIÓN:

Alimentación alcalinizante y antiinflamatoria: Evita los excesos de proteínas animales (carnes y lácteos), así como los carbohidratos refinados (harinas blancas y azúcar). Por supuesto, evita los alimentos industrializados, altos en aditivos químicos (colorantes, preservantes, etc.). No olvides comer vegetales de diverso tipo (en la diversidad está la salud) y frutas durante el día. Los frutos secos y las semillas son excelentes compañeros en el camino de la nutrición saludable. Y beber agua: prefiere el agua filtrada. 6-8 vasos al día. Acompaña tus reuniones con infusiones de hierbas sin endulzar o utilizar estevia natural.

CLAVE NÚMERO 2: MANEJO DEL ESTRÉS

El estrés nos puede consumir lentamente (y a veces incluso de un plumazo). La mayoría de las personas relaciona el estrés con una sobreexigencia laboral. Pero esto no necesariamente es así. El estrés, más allá de los aspectos psicológicos, es un hecho biológico-físico real y palpable. Nuestro cuerpo se estresa con el sobrepeso, la mala alimentación, el sedentarismo, el tabaquismo, etc. Nuestro cerebro se estresa al estar constantemente frente a una pantalla, al no ver la luz del sol, al acostarse de madrugada, al no parar de pensar. Nuestra psique se estresa al no reir, al no amar, al no disfrutar de la vida, AL NO ESTAR PRESENTE. ¿Y QUÉ PASA EN EL ORGANISMO? Suben ciertas hormonas (adrenalina, cortisol) y bajan ciertos neurotransmisores (serotonina, GABA). El final de la película es conocido: angustias, sobrepeso, enfermedades crónicas, insomnio, desgano, falta de energía… en fin. ¿TE SUENA CONOCIDO? El cambio depende de ti….

CLAVE NÚMERO 3: ACTIVIDAD FÍSICA

Somos animales. Somos básicamente primates. Nuestro código genético es casi idéntico al de ciertos simios. Estamos hechos para correr, saltar, caminar, estirarnos y cambiar de posición constantemente. Pero en cambio nos ha tocado estar sentados frente a este computador al menos 8 horas al día. DEBEMOS MOVERNOS! El movimiento es vida, la muerte es quietud. La salud se encuentra en la actividad, la enfermedad radica en el sedentarismo. Camina, trota, salta, corre, cambia de posición, estírate (aunque sea en tu silla de trabajo). No solo bajarás de peso y te tonificarás. Tu rendimiento mental aumenta, tus defensas se hacen fuertes, mejora el tránsito intestinal, disminuye el riesgo de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, etc. Vivirás más y mejor.

CLAVE NÚMERO 4: DESINTOXICARSE

Lamentablemente aunque sigamos las otras 3 claves de la salud (alimentación, control de estrés y deporte), estamos sometidos a tal nivel de influjos tóxicos, que aún así podemos enfermar, sin entender la causa. Agua contaminada (arsénico, flúor, cloro), aire contaminado, frutas y vegetales transgénicos y agroquímicos, radiación ionizante de aparatos tecnológicos, etc. Recomendamos a nuestros pacientes a realizar periódicamente una detoxificación, que permite minimizar el impacto de los elementos nocivos que han ingresado a nuestro organismo. A través, por ejemplo, de la medicina biorreguladora podemos reforzar el funcionamiento de nuestro órganos detoxificantes por excelencia, preservando así por más tiempo un estado saludable.

 

¡DEJÉMOS DE LAMENTARNOS, APRENDAMOS A PREVENIR!

 

Enlaces de interés:

, , , ,