Menú Superior

COCINA SIN FUEGO – Alimentación del Origen

¿Comemos de manera consciente? ¿Nos nutre realmente el alimento de cada día? ¿Es posible optar por preparaciones tan nutritivas con energía vital que fueron la fuente de alimento de muchas culturas y civilizaciones? ¿Los dulces siempre son antojos nocivos o pueden ser fuente de alimento?

 CasaFEN raw food

ALIMENTACIÓN HOLÍSTICA

“La fuerza de sanación dentro de cada uno de nosotros es la mayor fuerza para sentirnos vitales” (Hipócrates)

A algunos les puede parecer atípico que la ciencia espiritual se ocupe de algo que muchos juzgan como lo más material, lo menos espiritual del ser humano: la alimentación. Este pensamiento me llevo a entender cómo los alimentos no son ni más ni menos que energía en estado material, por lo tanto comer desde una alimentación natural, viva, orgánica, nos puede ayudar a nuestros desarrollo espiritual.

En esta parte recuerdo un antiguo proverbio del principito que dice “lo esencial es invisible a los ojos”. Cuando hablamos de lo más simple, lo menos perceptible, aquello que esta pero no lo vemos, hablamos constantemente de cualidades y características propias de nosotros mismos. Si yo estoy nombrando que me gusta mucho un alimento, estoy nombrando imperceptiblemente características que hacen referencia a mí. Por ejemplo, yo una vez tenía muchas ganas de comer zanahoria, ganas y ganas de comer zanahoria hasta que a los pocos días me diagnosticaron que debía usar anteojos para ver de lejos. Estas ganas de consumir zanahoria sin lugar a duda estaba haciendo referencia a que necesitaba hacer algo por mis ojos que se estaban deteriorando, de esto hablo cuando hablo de alimentación holística, de entender que el alimento va mas allá de abrir la boca y comer, sino que es un trabajo diario de entender el mensaje de lo que estamos consumiendo, para que nos pueda nutrir y no sobre-alimentar.

Otra característica de la alimentación holística, es agradecer a la Madre Naturaleza por regalarnos una parte de sí misma para que nosotros los seres humanos podamos nutrirnos y alimentarnos. Esto va mas allá de cualquier patrón o creencia religiosa, sino  va evocado a la intensión de que la naturaleza nos provea de alimentos y a nosotros nunca nos falte alimento.

La predisposición que le damos al cuerpo al comer un alimento es otra parte esencial  en nuestra alimentación diaria, a esto lo suelo asemejar con una frase reestructurada: “dime cómo comes y te diré quién eres”. Si nosotros predisponemos antes de una comida al cuerpo a recibir ese alimento y que nos va a nutrir, sin lugar a duda por más que este no sea un alimento fisiológico para nuestro cuerpo, nos va aportar algún nutriente, si en cambio no estamos predispuestos o estamos por comer de mala gana o enojados, el alimento por mas natural y sano que sea, puede generarnos toxinas. Para esto tengo dos técnicas muy simples que podemos realizar a diario en nuestras casas, ellas son:

1-    Cerrar los ojos, enfocarnos en nuestra respiración (que nos va a brindar el primer nutriente necesario para nuestro cuerpo, el oxígeno) y realizar tres inhalaciones profundas llevando el aire al diafragma. Automáticamente al abrir nuevamente los ojos nos vamos a encontrar tranquilos y con una sonrisa en nuestro rostro.

2-    La otra técnica es antes de comer realizar un ritual y movernos, saltar, correr, gritar, cantar o cualquier otra forma donde el cuerpo pueda liberar endorfinas y oxigenar las celular, automáticamente también al quedarnos quietos sentados frente a la mesa, la sonrisa va a ser el enfoque primordial que vamos a notar.

Con cualquiera de estas dos técnicas u otras que podamos realizar antes de ingerir un alimento, pondremos al cuerpo en estado  de receptividad del alimento externo, enfocando que lo que comamos nos pueda brindar nutrición y bienestar holístico.

CasaFEN rawfood

PORQUÉ UNA ALIMENTACIÓN VIVA

Con mi aporte como Técnico Universitario en Gastronomía, de ‘El Arte del Buen Comer’, intento introducir a un estilo de comida llamado por mí como “Alimentación del Origen” o “Cocina sin fuego”, donde la regla principal es no exponer los alimentos a temperaturas mayores a los 42-45°C, ya que de esta manera rompe su estructura enzimática y el cuerpo no absorbe sus nutrientes. La no exposición mecánica al calor es el origen del ser humano desde sus comienzos en la alimentación. Este estilo natural de alimentarse se dejó de lado cuando él hombre comenzó a movilizarse y a encontrarse en climas no propicios para su supervivencia y más actualmente, cuando la industrialización prevaleció en la sociedad, dejando de nutrirse y comenzando a sobre-alimentarse.

La base de tal estilo es aprovechar al 100% todos los nutrientes de los alimentos que el hombre puede absorber y digerir naturalmente de las frutas, verduras, brotes y germinados, semillas, frutas secas y fermentados. Por todo el cambio de conciencia que hoy lleva superar los paradigmas sociales llamamos a este estilo “Alimentación Consciente”.

El nombre de “Alimentación Viva”, es un significado literal ya que todos los alimentos que consumimos poseen vitalidad intrínseca, vida en potencia dentro de sí mismos. Por ejemplo, una col se mantiene durante tiempo viva después de recolectarla, lo mismo ocurre con la zanahoria o la manzana. Si nos remontamos al antiguo Egipto, nos encontramos que en las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, se encontraron granos de cereales que los egipcios dejaban a sus faraones para que tuvieran alimento en la vida del más allá. Miles de años después se ha comprobado que estos granos podías germinar y reproducirse porque estaban aún vivos, frescos y sin proceso de degradación. Estos alimentos nos aportan energía vital pues nos proporcionan vida. Y sólo proporciona vida lo que la tiene. La alimentación basada en los alimentos vivos es la alimentación idónea para el ser humano. Cuando el cuerpo humano se alimenta principalmente de ellos, toma la energía vital y solar de los alimentos en las mejores condiciones. Después las aprovecha con gran eficiencia, porque cuando se ingieren alimentos de tanta pureza, se necesita un mínimo consumo energético para realizar su digestión, metabolismo y eliminación.

Es decir que nosotros al digerirlos y absorberlos, nos proveerán de oxigeno, agua, vitaminas y minerales, proteínas, grasas y carbohidratos que puedan tener la capacidad de proveer a nuestro organismo de energía vital, sin el contra efecto de dejar a nuestras células sin oxigeno, consiguientemente, sin vida.

También existen otras formas de preparar alimentos de una calidad superior y con valioso aporte nutricional, como son los fermentados y germinados.

  1. Los fermentos o bacterias bióticas transforman el alimento convirtiéndolo en un alimento más vivo todavía, evitando su descomposición, permitiendo que dure más tiempo y que podamos comerlo durante largos períodos.
  2. Los germinados, son ricos en enzimas. Son los brotes de las semillas, legumbres o cereales y constituyen el mejor alimento que podemos consumir. Son alimentos vivos que pueden transmitirnos su energía vital. Ayudan a combatir los desórdenes digestivos y la anemia, y son grandes depurativos y reconstituyentes a nivel general.

 

LA FUERZA MILENARIA DEL GERMINADO

“Yo te doy cada planta portadora de semillas sobre la Tierra y cada árbol que tiene un fruto portador de semillas; ellos deberán ser tuyos para tu alimentación”(Genesis 1:29)

Las semillas germinadas, también llamadas brotes, son una fuente principal de nutrientes al proporcionar una fuente natural de vitaminas y nutrientes completos, siendo muy digeribles gracias a los cambios sufridos durante el proceso de germinación.

El proceso de germinado es el que en la naturaleza la semilla realiza al caer de la planta, quedar bajo tierra con luz indirecta, humedad y aire, y comenzar el nuevo ciclo de vida, siendo fuente de alimento de los primeros humanos antes de que se forme la planta.

Las semillas germinadas tienen propiedades nutricionales superiores a las de las secas: su contenido de vitaminas, minerales, oligoelementos y enzimas pueden multiplicarse por varias centenas durante la germinación e incluso desarrollarse micronutrientes no presentes en la semilla seca.

Es posible germinar casi cualquier semilla comestible para su consumo, yo recomiendo comenzar con las más accesibles y fáciles de hacer, que son las de lenteja, fenogreco, alfalfa y porotos mung.

Es recomendable usar semillas de agricultura orgánica. Las semillas guardadas en buenas condiciones conservan su poder de germinación durante largo tiempo.

Desde el punto de vista nutricional, las transformaciones que sufren las semillas son:

  • Almidón (hidratos de carbono) à azucares simples
  • Proteína à aminoácidos
  • Lípidos àgrasas
  • Vitaminas y minerales à mayor cantidad de vitaminas y minerales

Proceso de germinado:

1)    Remojado o activado de la semilla

Se remojan por un promedio de 8 hs, en el doble de agua que de semillas, fuera de la heladera en un lugar aireado y oscuro. Habiendo cumplido el tiempo, se le escurre el agua del remojado y se lavan con agua corriente.

2)    Brotado y germinado

Se realiza en bolsas de lienzos apta para alimentos, en frascos de vidrio usando un tul como tapa, en coladores de cocina tapándolos o cualquier similar donde se cumplan las siguientes condiciones básicas:

-     Agua–humedad: hay que asegurar que las semillas quedan húmedas para que se desarrollen. Suele bastar con lavarlas dos veces en un día, lo que también sirve para eliminar las sustancias liberadas por la actividad de las semillas. Es recomendable usar agua a temperatura ambiente (17-20 °C), siendo su calidad importante para la germinación: generalmente, los brotes resultan mejores si se usa agua filtrada en lugar de la clorada disponible en el grifo.

-     Aire: las semillas necesitan aire (oxígeno y anhídrido carbónico) para desarrollarse, por lo que no deben usarse recipientes sellados para la germinación. Los nombrados anteriormente permiten el intercambio de aire al tiempo que protege los brotes de polvo, etcétera y facilita el enjuagado.

-     Luz indirecta: las semillas no necesitan una iluminación especial, pero debe evitar exponerse a la luz directa del sol. Los brotes serán más o menos verde (contenido en clorofila) según la cantidad de luz que reciban, cambiando su sabor.

-     Calor: las semillas germinan a temperatura ambiente, haciéndolo más rápido cuanto más calor haga, pero hay que procurar no sobrepasar los 40°C ya que es probable se rompan estructuras de la semilla.

3)    Almacenado de los germinados

-     Las semillas germinadas deben guardarse en un recipiente cerrado dentro de la heladera. Evitar si es posible guardarlas en bolsas de plástico. Guardándolas con un papel de cocina por debajo, este mantiene humedad y no se pudren.

-     No guardarlos más de 10-14 días, si lo que pretendemos es aprovechar ese potencial vitamínico, enzimático y mineral.

-     Lo ideal es consumirlos crudos para evitar la degradación de las vitaminas y enzimas.

Entre los científicos que han comprobado los poderes terapéuticos del Germinado de trigo, tal vez los más conocidos son: el Dr. F.M. Childester, Dr. Earp Thomas, Dra. Ann Wigmore, Dr. Charles Schanabel, Dr. A.J. Virtabel, Dr. R.R. Burkbalder, Dr. George Kobler, Dr. W.R. Graham, Dr. M.L. Scott, Dr. John Johnstone, Dr. Hans Fisher (Premio Nobel). También Dr. Howell Hughes, Dr. F.M. Pottenger, Dr. W.-J., Bochme y el Dr. W.S. Bowers.  Hoy en día, la lista sigue creciendo.

Los germinados son la base del “rejuvelac”, una bebida depurativa fermentada que se obtiene macerando una cucharada sopera de germinados en un litro de agua en un frasco, tapado con un lienzo, durante 48 horas sin exponerlo a la luz directa del sol. Después se cuela y se bebe un cuarto de vasito al día. El rejuvelac es un probiótico, fermentado que favorece la regeneración de las bacterias beneficiosas que viven en nuestro tracto intestinal y que nos ayudan a hacer propios los nutrientes que nos llegan con los alimentos.

 

FERMENTOS PREVENTIVOS Y CURATIVOS

“Que el alimento sea tu medicina y la medicina, tu alimento” (Hipócrates)

Los organismos probióticos, prebióticos y homeostáticos son cepas bacterianas de microorganismos que generan reacciones corporales positivas para que un ser vivo mantenga constantes las condiciones de su medio interno respecto al externo, tales como movimientos de intestinos (movimientos peristálticos), sueño interrumpido y energía vital en cantidad notablemente mayor.

Las mejores fuentes que en cualquier lugar donde uno este puede tener acceso son: chucrut crudo, rejuvelac, kéfir de agua, kimchi y vinagre de sidra de manzana.

Los síntomas de deficiencia pueden ser trastornos digestivos, síndrome de colon irritable, Cándida, trastornos autoinmunes, divertículos, enfermedad de Crohn´s, asma y alergias. Así mismo hasta el momento no hay contraindicaciones para la ingesta de microorganismos benéficos.

Para re-aprender más sobre alguno de estos benéficos y nutritivos alimentos voy a contar un poco de historia del Chucrut y propiedades del Chucrut:

El proceso de lacto-fermentación utilizado para hacer chucrut probablemente fue desarrollado durante los primeros siglos simplemente como un medio para preservar los vegetales durante todo el invierno. Los beneficios para la salud derivados de los vegetales fermentados ya eran bien conocidos por las primeras civilizaciones. La evidencia histórica sugiere que los trabajadores de la Gran Muralla de China consumieron una versión de col fermentada hace miles de años.

La Medicina tradicional china desde hace mucho tiempo ha prescrito el jugo de col fermentada como un remedio casero para muchas dolencias comunes. Los ejércitos de Gengis Khan probablemente fueron los primeros en traer vegetales fermentados a Europa. El ejército romano viajaba con barriles de chucrut, que se usaba para prevenir las infecciones intestinales entre las tropas durante las excursiones.

En las épocas y culturas cuando los métodos de curación natural cayeron en desuso, la gente consumía menos alimentos fermentados y estaban sujetos a más enfermedades. El escorbuto (deficiencia de vitamina C) mató a muchos marineros británicos durante los años 1700, especialmente en viajes largos. En finales de 1770, el capitán James Cook circunnavegó el mundo sin perder un solo marinero al escorbuto, gracias a los alimentos en su buque, que transportaba, entre ellos 60 barriles de chucrut.

Los intestinos sanos de los humanos contienen muchas bacterias beneficiosas que se alimentan de los residuos sobrantes de la digestión, creando ácido láctico. Sin estas bacterias benéficas, el sistema digestivo humano se convierte en el hogar de parásitos y hongos dañinos, lo que resulta en la condición de la Cándida.

Que es Chucrut

El chucrut combina los beneficios de salud ofrecidos por todos los vegetales crucíferos (una categoría que incluye a las coliflores y coles de Bruselas, así como la col), con las ventajas de probióticos derivados del proceso de lacto-fermentación.

La col ofrece una serie de beneficios para la salud. Tiene un alto contenido en vitaminas A y C. Los estudios han demostrado que las verduras crucíferas pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol. La col también proporciona una rica fuente de fitonutrientes antioxidantes. Además, tiene propiedades anti-inflamatorias, y algunos estudios indican que puede ayudar a combatir algunos tipos de cáncer. Sin embargo, este vegetal se convierte en un súper-alimento útil cuando se lacto-fermenta.

Se trata de una fermentación acido-láctica. Es el resultado de la fermentación láctica de la col por efecto de deshidratado y fermentación natural.

La col de invierno es la más apropiada para la chucrut, porque tiene más carbohidratos. Dosificar la sal con cuidado. La col no fermentará del modo adecuado si se añade excesiva sal o demasiado poca.

Propiedades de la chucrut

Es un buen aporte de vitamina C y muy rica en ácido-láctico, enzimas digestivas y sales minerales, estando esto  más biodisponibles al cuerpo humano.

La col fermentada se convierte en un medio de cultivo ideal para las bacterias del ácido láctico que convierten los hidratos de carbono de la verdura en ácidos terapéuticos, tales como láctico y acético.

Estos ácidos son buenos conservantes de las verduras, estupendos reguladores del pH corporal un medio de intercambio idóneo para los microorganismos residentes en el aparato digestivo, fomentando su crecimiento y por ende una buena asimilación de los nutrientes en las digestiones.

Proporciona una buena fuente de una amplia gama de bacterias vivas beneficiosas que ayudan en la digestión. El consumo de una porción de chucrut puede dar a su cuerpo un gran ayudo para mejorar la salud de igual manera que muchas de las bebidas probióticas y suplementos caros que se venden en las tiendas. Sin embargo, la mayor parte del chucrut que se vende comercialmente ha perdido la mayor parte de sus organismos bacterianos beneficiosos (ya que son pasteurizados y utilizan vinagre). Para obtener los mayores beneficios de chucrut, es posible que deseé comprarlo recién hecho, o aprender a hacerlo.

Muy útil como regulador intestinal en casos de estreñimiento, diarrea, inflamación intestinal y gases, debidos a desordenes digestivos.

Su riqueza en enzimas favorece el funcionamiento y ayuda a depurar tóxicos del hígado y del páncreas.

Favorece la digestión de las proteínas, así mismo ayudando a los riñones en la eliminación de ácido úrico.

 

SALSAS Y ADEREZOS SIN DESCOMPOSICIÓN

Las salsas y aderezos son un acompañamiento muy usado en las comidas como para aportar sabor y frescura al alimento. Si pensamos a que se le agrega mayor cantidad de aderezos es a las masas de trigo con poco sabor o a los alimentos con poca cantidad de agua.

Si analizamos los aderezos industriales todos contienen elementos sintéticos o semisintéticos, con aditivos químicos y sustancias que naturalmente descomponen nuestro cuerpo generando perdida de vitaminas y minerales, mal absorción de nutrientes y degeneración de funciones naturales del cuerpo. Por esta misma razón optar por salsas y aderezos sin pérdida de nutrientes, sin agregado de sustancias químicas y no nutritivas, es una opción que todos podemos hacer y mantener en el refrigerador hasta 7 días en excelente estado y no recurrir a sustancias que descompongan nuestra fisiología natural.

Aquí algunas opciones:

 

Humus de poroto aduki

-     100 gr  de poroto aduki

-     Girasol pelado

-     2 dientes de Ajo

-     4 ramas de Perejil

-     50 cm3 de Aceite de oliva

-     Jugo de ½ limón

-     Pimienta de cayena c/n

-     Cúrcuma c/n

Remojar los porotos por 8 horas y dejar germinar por 2 días. Mezclar con el resto de los ingredientes y procesar. Guardar refrigerado por 7 días máximo. Lo puedes utilizar como acompañamiento o como aderezo de cualquier ensalada o comida.

Salsa de tomates secos

-     50 gr de Tomates secos

-     4 Tomates perita

-     1 Cebolla

-     1 diente de Ajo

-     20 cm3 de Aceite de oliva

-     1 hoja de Laurel

-     Orégano c/n

-     Alga cochayuyo u hongos silvestres

Rehidratar los tomates secos. Guardar las algas u hongos y procesar el resto de los ingredientes. Agregarle las algas u hongos y guardar en el refrigerador. Recomiendo utilizarlo con pastas, arroz u otros cereales.

Mayonesa de zuccini

-     2 Zuccini

-     1 Zanahoria

-     Jugo de 1 Limón

-     50 cm3 de Aceite de girasol (1° prensa en frío)

-     Pimienta de cayena c/n

-     Cúrcuma  c/n

Cortar el zuccini y rallar la zanahoria. Procesar todo en licuadora o procesadora e ir agregándole el aceite poco a poco hasta lograr la textura deseada. Se puede mantener en refrigerador hasta 12-14 días, ya que no contiene huevo. Muy rica para ensaladas con hojas verdes.

 

POSTRES VIVOS SIN PÉRDIDA DE NUTRIENTES

 

La mayoría de los postres elaborados tanto en casa como en restaurantes, confiterías y panaderías son elaborados con uno de los anti-nutrientes más usados y menos recomendados hoy en día: el azúcar blanco. El punto final de esta información es saber que poder usar reemplazos de esta materia prima puede ser el principio de un cambio de hábito con los dulces, empezando a sentir gustos dulces de otras fuentes y no solo del azúcar blanco, para eso me resulta necesario saber que estamos consumiendo cuando optamos por este.

El refinado del azúcar blanco es un proceso industrial que convierte el jugo de la caña de azúcar o la remolacha en pequeños cristales blancos, después de recibir varios tratamientos físicos y químicos (con sulfitos, cal, CO2, etc.), cuyos objetivos son básicamente, concentrar la sacarosa, eliminar las impurezas (proceso que arrastra en su mayoría vitaminas, minerales y enzimas) y blanquear el producto original para que resulte más agradable para el consumidor. Así se consigue el azúcar blanco, que es un %99 sacarosa (glucosa y fructosa).

En productos procesados, como la bollería, las golosinas, las gaseosas, las galletas, los cereales, los jugos, el chocolate, etc., se usan azucares refinados, es decir, azúcar blanco, que proporciona una energía que se agota rápidamente y además no aporta ningún otro nutriente aparte de la glucosa. Son calorías vacías.

Algunas consecuencias del exceso de azúcar son:

-       Descalcificación. Entre los alimentos que acidifican el organismo se incluyen los refinados, sobre todo el azúcar. El organismo, en presencia de ácidos, echa mano de sustancias alcalinizantes propias si no las recibe de la alimentación, es decir, del calcio y otros minerales que están en los huesos. Si el azúcar es integral, este ya aporta estos minerales necesario. Sin embargo, con el azúcar blanco, el cuerpo se ve obligado a “robarlos” de sus propias reservas.

-       Perdidas de vitaminas. Porque son necesarias para que el cuerpo “queme” ese azúcar. Sobre todo ocurre con las vitaminas del grupo B, que son fundamentales para el sistema nervioso.

-       Aumento de triglicéridos y obesidad. El abuso de azucares supone un exceso de calorías que será almacenado en forma de grasa corporal, aumentando también el colesterol y los triglicéridos.

-       Disminuye las defensas. Algunos estudios señalas que la respuesta de nuestros glóbulos blancos disminuye en presencia de azúcar. La simple supresión del azúcar refinado permite a veces terminar con las infecciones reincidentes o crónicas. El azúcar blanco es una sustancia tan adictiva como las drogar, que provoca estragos en el organismo. Cuando consumimos azúcar el sistema inmunológico se debilita durante seis horas, situación bastante amenazante para el paciente con cáncer, que ya tiene su sistema inmunológico bastante deprimido, sumado a que el azúcar blanca no nos aporta nada nutritivo, sino que, por el contrario, roba vitaminas y minerales principalmente del grupo B, tan necesarias para el paciente con cáncer.

 

Para su reemplazo y para elaborar postres sin azúcar, es solo o animarse a usar endulzantes naturales o simplemente usar el azúcar propio de las frutas. Algunos de estos reemplazos del azúcar blanco podrían ser: azúcar mascabo (también conocida como panela o rapadura), sirope de agave o de arce, stevia en hoja, frutas deshidratadas (como dátiles, pasas de uva, higos, ciruelas), algarroba, canela, entre otras.

Para profundizar en el reemplazo más directo del azúcar blanco entre las opciones naturales, es el azúcar mascabo, es el azúcar considerado más puro, ya que se obtiene de la evaporación de los jugos de la caña y luego se cristaliza la sacarosa. Al no sufrir ningún refinado, ni centrifugado, ni otro tipo de procedimiento químico obtenemos un alimento que, a diferencia del azúcar blanco, conserva todos los nutrientes de la caña de azúcar.

Por lo tanto contiene sacarosa (aproximadamente el %75) y vitaminas, minerales, enzimas y fibra. Aporta cantidades apreciables de vitaminas A y algunas del grupo B, C, D y E.

Respecto a los minerales destacan, entre otros, el calcio, el hierro, el potasio, el fosforo, el magnesio, el cobre, el zinc, el manganeso. El azúcar mascabo contiene cinco veces más minerales que el azúcar morena y cincuenta veces más minerales que el azúcar blanco. Este azúcar suele tener consistencia pastosa.

Si no es posible encontrar en el mercado el azúcar mascabo, igualmente recomiendo el uso de cualquiera de los otros endulzantes naturales nombrados anteriormente para poder nutrirnos hasta de los postres que comamos.

A continuación voy a compartir una receta de un postre riquísimo y sumamente fácil:

Cremoso de chocolate y banana

-     Bananas 2 unidades

-     Palta madura 1 unidad

-     Endulzante natural (de los nombrados anteriormente) a gusto

-     Cacao amargo 3 cucharadas

-     Esencia de vainilla a gusto

-     Canela 1 cucharadita

-     Semillas de chía 2 cucharadas

-     Almendras hidratadas por 12 horas (opcional)

En una licuadora volcar todos los ingredientes y licuar hasta tener una consistencia cremosa. Procurar no incorporarle líquido. Pasar a un bowl y conservar por 2 horas en la heladera. Consumir frio.

 

Bibliografía de consulta

-        Dr. Gabriel Cousens, ALIMENTACIÓN CONSCIENTE.

-        Dr. Gabriel Cousens, COCINA DEL ARCO IRIS, ALIMENTACIÓN VIVA.

-        Dr. Brian R. Clement, FUERZA VITAL

-        Rudolf Steiner, NUTRICIÓN PARA LA LIBERTAD, BASES ESPIRITUALES DE LA ALIMENTACIÓN. 

 

Texto de Matías Amadasi

Buenos  Aires, Argentina

matiasamadasi@gmail.com

(05411) 15 6297 7768

 

 

, , ,